ROBOTRON 2084: Superhumano al Rescate.

ROBOTRON 2084: Superhumano al Rescate.

Esta vez traemos para el deleite de su ojo lector, este articulo sobre un juego entretenido y que nos puede tener pegados jugando por mucho rato en tanto tengamos un poco de habilidad y nos acompañe...

Programación Logo I - Método Práctico

Programación Logo I - Método Práctico

ATARI Commodore - IBM - Apple - Spectrum Por: Alipio Pacheco C. Magister en letras - Profesor de Castellano Ediciones Madrigal 1990 El libro "PROGRAMACION LOGO I. METODO...

BIO-DEFENSE: Eliminemos al Germen!

BIO-DEFENSE: Eliminemos al Germen!

Antes ya hemos hablado sobre este juego, sobre todo en lo que respecta a los efectos de sonido y su sintetizador de voz, pero no hicimos ningún artículo hasta el momento... Se trata de: Así...

Manual Computador Atari 130XE Versión Español (COELSA)

Manual Computador Atari 130XE Versión Español (COELSA)

130 XE - MAN Manual de Computador Atari 130XE en Español: Clic en la imagen para descargar. Descargar los programas tipeados (Atr para el emulador) Versión 2 con menu (Atr...

Fast Injektor

Fast Injektor

En este artículo presentaremos un producto que se hizo conocido aquí en chile por haya en los 90 para los computadores ATARI, una unidad de cinta (casetera) llamada el Fast...

Ultimate Cart

Ultimate Cart

En palabras simples se trata de un cartucho que puede ejecutar  varios tipos de Dump “Respaldo del contenido de la Memoria ROM de un cartucho”  o ejecutables .XEX que...

De Re Atari Español

De Re Atari Español

DE RE ATARI En español El De Re Atari ("Todo sobre Atari") es un libro escrito originalmente en inglés en 1981 por empleados de Atari, Inc. y publicado un...

EqUiLiBrIuM

EqUiLiBrIuM

La idea de este juego es muy simple, solo tienes que seguir el camino aleatorio que se generó automáticamente en la pantalla. Para ellos solo tiene que mover su joystick hacia...

Entrevista a Ian Chadwick

Entrevista a Ian Chadwick

A continuación se presenta una traducción a la entrevista que Kevin Savetz le hizo a Ian Chadwick, el autor del libro Mapping the Atari. Kevin fue lo suficientemente gentil para...

 Traspasar ejecutables .xex a casete

Traspasar ejecutables .xex a casete

Esta vez presentamos un video explicativo que hizo nuestro colega atariano Doctor mugen, donde enseña el proceso completo de grabación de un ejecutable atari (.xex) y...

Boletines Informativos CENTRO ATARI

Boletines Informativos CENTRO ATARI

Material indispensable que no puede faltar en su biblioteca Atari. Boletin Informativo Centro Atari Julio de 1984 Pdf...

Bienvenido

A continuación se presenta una traducción a la entrevista que Kevin Savetz le hizo a Ian Chadwick, el autor del libro Mapping the Atari. Kevin fue lo suficientemente gentil para permitirnos la publicación de este trabajo, nuestros agradecimientos para él y la gente del Antic Podcast.

Esperemos que esta sea la primera de muchas traducciones.

K: Soy Kevin Savetz, y este es otro episodio de Antic, el Podcast de los Atari 8-bit. Ian Chadwick es el autor de Mapping the Atari, el cual fue y sigue siendo el mapa de memoria definitivo de los computadores Atari. Fue publicado en 2 ediciones: la original, para los computadores 400 y 800, y la actualizada, publicada posteriormente, para los computadores XL/XE. Ian también escribió documentación "tras bambalinas", como manuales para programas de Antic y Batteries Included, entre otras compañías. Revisa ataripodcast.com, donde encontrarás un link a la cuenta Twitter de Ian, su sitio web, una lista de sus artículos en la revista Antic, el texto completo de Mapping The Atari, y mucho más. Esta entrevista fue realizada el 3 de marzo de 2015.


Logo de ANTIC The Atari 8-bit Podcast


Ian Chadwick


Mapping the Atari


Mapping the Atari, edición XL

K: Cuéntanos cuándo fue la primera vez que viste un computador Atari.

I: OK. Fue alrededor de 1980, en ese entonces recién habían salido. Anteriormente ya había trabajado en un par de computadores. Compré mi primer computador en 1977, fue unTRS-80. Y ya me habían prestado otros. Un amigo tenía un Apple II, y trabajé mucho en ese computador. Recuerdo que había un Commodore PET también, y otras rarezas con las que me divertía jugando. Trabajé para alguien que tenía un Atari, y me fascinaron sus colores. Ninguno tenía colores. El Apple II tenía, pero no la mayoría. Pensé "Quiero un computador con colores, quiero poder jugar con colores y divertirme". Originalmente compré un 400, que tenía ese teclado de membrana. Y me frustré mucho, porque quería hacer otras cosas también: quería usar mi computadora como procesador de textos también, y el teclado de membrana me limitaba mucho. Así que lo tuve sólo por un par de semanas, hasta que me compré un 800. Rápidamente me vi entre este y todos los otros computadores que tenía. Tenía una habitación para todo este hardware...casi todos terminaron apagados en una esquina, mientras jugaba con el Atari, que me comenzó a interesar de inmediato.


Atari 400/800

Tandy Radio Shack TRS modelo 80

K: Genial.

I: Es difícil recordar, pero creo que conseguí mi Atari 800 por ahí por 1981. Hasta ese punto había aprendido a programar en BASIC,y un poco de assembler, no del 6502 sino que del Z80. Antes ya había trabajado y jugado con otros lenguajes, como COBOL y APL. Me gusta "meter las manos". Disfruto el tomar un programa y ver qué partes lo componen. En esos días la mayoría de los programas populares estaban escritos en BASIC. Era fácil desarmarlos, y jugar con ellos y ver qué pasaba si agregaba o cambiaba algo...Me divertí mucho haciéndolo. Lo bueno de Atari en esos días es que todo era abierto, tenían un enfoque distinto al del resto de las compañías. Tenían manuales para el desarrollador, que te enseñaban todo, de manera técnica. Era un poco difícil leerlos, porque para entenderlos tenías que saber de qué se trataban. Conseguí todo lo que podía. Gasté mucho tiempo juntando toda la información, mirando los artículos en las revistas, tratando de averiguar todo acerca de cómo funcionaban las cosas. Todos los secretos detrás de esto. No eran secretos como tales, dado que Atari te decía que estaban allí, pero nadie hacía uso o no había un esfuerzo consumado de poner toda esa información en un paquete, diciendo "Mira todo lo que puedes hacer con esto". Esto me llevó a escribir Mapping the Atari.

K: A veces alguien me pregunta por qué me gustan los computadores viejos, y uno de los motivos que a menudo doy es que antes eran divertidos, pero ahora son herramientas de trabajo. Pero a menudo digo que antes, si te dedicabas a eso, literalmente podías saber todo acerca de estas máquinas. Podías conocerlas por completo. Y luego se me ocurrió que si eso fuera verdad, probablemente tú lo sabrías todo una vez que terminaste de escribir Mapping the Atari.

I: Bueno, sí. Muchos fanáticos de la tecnología siguieron el mismo camino. Lo mismo pasó con los aviones. La gente construía aviones en su patio trasero. Cuando recién comenzaron a volar, décadas antes de la Primera Guerra Mundial. Lo mismo con los autos. Yo crecí en una era donde tu mismo aprendías a afinar tu auto. Lo desarmabas, arreglabas el carburador, le quitabas las bujías, eso es lo que hacía la gente. Cuando recién salieron las computadoras, pasó lo mismo. La gente aprendía a arreglarlos. Me acuerdo haber comprado chips de una tienda de electrónica en Toronto, y haber soldado estos chips debajo de la placa madre de mi TRS-80, para así poder tener letras minúsculas. Tenías que soldar los pines tú mismo. Hoy no puedes hacer eso, porque el tamaño de las placas de los circuitos son una fracción de lo que solían ser. Ahora son pequeñitas. Pero solía hacer este tipo de cosas. Recuerdo cuando la gente diseñaba cosas y las publicaba en CompuServe, te enviaban los esquemáticos y tenías que ir a comprar los compontes para construir este tipo de cosas. Era maravillosa toda esa creatividad, con gente desarrollando cosas y teniendo nuevas ideas. Recuerdo que cuando escribía Mapping the Atari, quería saber qué pasaría si hacía todas estas cosas distintas al mismo tiempo. Qué pasaba si hacía POKE con diferentes números en la memoria. Así que escribía pequeños programas en BASIC, automatizados, para que hicieran POKE a un par de direcciones de memoria, y al mismo tiempo hicieran PEEK a otras direcciones de memoria. Para ver qué pasaba. Y era tan divertido, porque aprendías en el camino. Por lo que sabía, nadie lo había hecho antes. No ibas a Barnes y decías "¿Qué haces hoy en día? Bueno, yo hago muchos PEEK y POKE", porque a nadie le importaba. El hecho de que tuvieras un computador era muy extraño. Recuerda que en esos días no había PC, ni laptops, tablets ni smartphones. El tener un computador te hacía parecido a lo que es un radioaficionado. El lado "geek" delas cosas. Y lo era. Tenías grupos, reuniones con otros fanáticos, te sentabas ahí y conversabas con ellos, porque no había nadie más afuera con quien hablar sobre esto. Había herramientas creativas, como los juegos Lego. Hoy, claro, hay mucha más funcionalidad que con el Atari.  10 o 100 veces más poderosos. Pero la gente no juega de la misma manera. La gente juega con cosas prediseñadas. Tenemos que diseñar más nosotros mismos. Trabajé en juegos, tratando de escribir programas, trabajando con otra gente, buscando por horas en esos listados la variable que estaba causando que se imprimiera en la pantalla algo que no debería. Era divertida esa época.

K: Antes de que escribieras Mapping, trabajaste en otras cosas no relacionadas con computadoras, como en periódicos. ¿Cuándo comenzaste a escribir de computadoras?

I: Comencé a escribir de las computadoras desde muy al comienzo. Primero escribí en la revista Softside, una pequeña revista fotocopiada que se vendía en una bolsa Ziploc con una cinta de cassette, que tenía los programas en BASIC. Para poder cargarlos en tu máquina. Y les escribía, y les decía "Hice esto con esto otro", y me escribían devuelta. Escribí un par de artículos para ellos. En esa época también comencé a escribir para una revista llamada Moves. La revista Moves nació de otra llamada Strategy and Tactics, que era una revista de historia militar de Nueva York. Y Moves se trataba acerca de juegos de guerra. Era publicada por una compañía llamada SPI. También publicaban juegos de guerra, de tablero. Les escribí y les dije "¿Ustedes saben que existen estos juegos de computadoras? Deberían escribir artículos sobre ellos también"...Y me dijeron "Mira, eres bastante listo...¿Por qué no lo haces tú mismo?". Así que comencé a escribir una columna acerca de juegos de computadoras. No sólo se trataba de juegos de guerra, sino de otros tipos de juegos, y de otras cosas también. Luego trabajé para una revista canadiense llamada Info Age, que fue la primera revista canadiense dedicada a los microcomputadores. Duró un par de años.  Trabajé primero como columnista invitado, y luego como editor. Después trabajé en otra revista llamada Microcomputer News. Ninguna duró mucho, porque comenzaron a salir publicaciones de mejor calidad. Los canadienses comenzaron a participar del mercado. Comencé a escribir manuales técnicos también, porque resulta que había un mercado para ello. Había un montón de gente publicando manuales técnicos de muy mala calidad. Todavía sigue pasando, pero ahora es un poco distinto. Eran manuales para impresoras, software, ese tipo de cosas. Escribí manuales para compañías grandes. A veces ayudaba, y otras veces escribía todo. Luego comencé a hacer testing de software...ver qué podía romper..."Mira, aprietas estas 2 teclas, presionas esta otra, y el sistema completo hace crash".


Revista SoftSide

Revista Moves
 

Revista Microcomputer News

 

K: ¿Recuerdas si algunos de estos manuales eran de proyectos relacionados con Atari?

I: Había una compañía pequeña en Canadá llamada Batteries Included. Escribí algunas cosas para ellos. También trabajé con Irata, que se escribe como Atari pero al revés. Tratamos de vender unos programas. El más popular de ellos era D-Graph, que era un programa de gráficos estadísticos para el Atari. Luego trabajé con la revista Antic, haciendo algunas cosas para ellos en Estados Unidos también. Escribí el primer manual para el programa de modelamiento 3D de Russ Wettmore. Eso ya era para el Atari ST. Escribí otros manuales, especialmente para Batteries Included. En el subterráneo tengo una caja llena de esos manuales que escribí. Desafortunadamente ya no tengo un Atari como para poder usarlos.


Logo de Batteries Included

K: Es genial que todavía tengas esas cosas.

I: En parte es un recordatorio. Hoy en día es difícil explicarle a la gente. Hoy tienen todos estos dispositivos, que funcionan con un botón de encendido. Y el software hace todo por ellos. Es difícil explicarles. Es como cuando mis abuelos me decían: "En mis días, uno mismo tenía que afinar sus carburadores". Un poco como eso, pero hoy en día. Era una época muy interesante, creativa, donde la gente hacía sus propias cosas. Estaban construyendo las bases de los estándares, creando cosas. En esa época no había muchos ingenieros de software, no había mucha gente haciendo este tipo de trabajos. Porque no existía la carrera de Programador. Esto era algo que hacías por hobby. Recuerdo que fui contratado por la Universidad de Toronto. Tenían una base de datos en su mainframe, y no estaban obteniendo la información de la manera en que la necesitaban. Así que logré escribir un pequeño programa en dBASE que extraía la información, y quedaron encantados. Porque no había programadores de COBOL o FORTRAN que hicieran este tipo de trabajos. Así que tenían que encontrar a alguien que programara en dBASE como hobby, en el living de su casa. Pero el proceso de ser creativo cambió mucho cuando salieron los PC y comenzaron a cambiar los lenguajes de programación. Se empezó a ver en la época de los Amiga y los Atari ST. Dado que algunos lenguajes, como el BASIC, no eran lo suficientemente rápidos, la gente empezó a usar lenguajes como C y otros. C es el que perduró. Eso cambió las cosas. Para un montón de gente dejó de ser un hobby y se transformó en un trabajo.

K: Bien. Así que escribiste manuales, artículos en algunas revistas...¿Cómo fue que comenzó Mapping the Atari?

I: Cuando me compré mi Atari, tenía estos programas con los que jugaba en mi TRS-80, y quería transformarlos, agregándoles gráficos. Junté toda la información que tenía. Comencé a trabajar, pero era frustrante. Había vacíos de información. Había un artículo de una revista en la que se hablaba un poco de sprites... había otro manual de Atari donde se explicaba en términos técnicos, por lo que no era muy fácil de entender. Hice lo que hago mejor. Soy un buen investigador. Puedo asociar las cosas de la manera correcta. Tomé toda esta información y comencé a escribir en mi Atari. Lo que escribía comenzó a crecer. Le puse capítulos, como si fuera un libro. La intención inicial no era escribir un libro, sino tener toda esa información para mí en un solo lugar. Con todas las cosas que otra gente encontró, más lo que yo iba descubriendo. Iba creciendo a medida que agregaba números con pequeñas notas describiendo cómo estos números se relacionaban con otros. Y siguió creciendo.

K: ¿Qué sucedió a medida que avanzabas? Por ejemplo, sabías lo que hacían las posiciones de memoria 710, 711 y 712 , pero no sabías lo que hacían las posiciones de la 713 a la 720. ¿Cómo lo averiguabas? ¿O solo dejabas un vacío? ¿Qué hacías?

I: Primero digitaba todo lo que encontraba, y luego miraba esos números en particular. Y comencé a usar los comandos PEEK y POKE en pequeñas rutinas BASIC, que miraban a otras posiciones de memoria mientras manipulaba éstas. A veces encontraba cosas, y otras veces me dirigía a los manuales técnicos de desarrollador de Atari, donde decían cosas que no tenían mucho sentido hasta que tenía estos números y podía decir "Oh, esto es lo que hacen". O veías aparecer algo en la pantalla. "¡Oh! Esto activa un sprite de una manera que no conocía". O ese número abre un puerto en alguna parte,  envía una señal a un joystick, o está leyendo una señal desde un joystick. Comencé a encontrar y a trabajar en ese tipo de cosas. Justo en el momento en que estaba escribiendo, tuve buena y mala suerte. Porque trabajaba para una agencia de noticias en Toronto, y me despidieron. Por lo que tuve un período de 3 o 4 semanas en que no tenía trabajo, pero buscaba uno. No lo hice tan activamente, ya que al llegar a casa, me preparaba café y comenzaba a escribir de manera bastante seria. De hecho pasé varios días sin dormir, obsesionado con esto. Supongo que mantenía mi cabeza ocupada, para no pensar qué pasaría cuando se me acabara el dinero. Al final terminé este manuscrito.

K: ¿Pasó por tu mente en ese momento el conseguir una editorial para este libro?

I: No. Tenía un amigo, quien también tenía un Atari. Recuerda que este libro lo escribí para mí.  Un día le mostré esta carpeta con cientos de páginas, y le dije "Esto es lo que he recopilado". Y me dijo "¡Uhm! Deberíamos hacer algo con esto". Estuvimos decidiendo un rato qué hacer: quizá deberíamos enviarlo a una compañía de software y hacer algo con esto. Quizá deberíamos publicarlo nosotros mismos, y meternos en el negocio. Recuerda que era el apogeo de las microcomputadoras. Pero eventualmente terminamos en Compute! Books. No teníamos el dinero para hacerlo por nuestros medios,  no conocíamos los detalles de la publicación de libros. Dijeron que les gustó, y nos enviaron un contrato. Así fue como comenzó. No comenzó como un libro, sino como una base de datos con información para mi propio uso. En esa época, todo el mundo quería verlo, pero no había una gran comunidad de gente tan especializada. Resultó ser muy popular. Hoy en día puedes publicar algo en la Internet y encontrar una comunidad que esté interesada en ese tema. Puedes encontrar cosas en línea que pensabas nadie más estaría interesado. En esos días no tenías esa infraestructura. Así que publicaron la primera edición, cuyo tiraje fue pequeño, y se acabó muy rápido. Entonces pensamos que había mucho más gente interesada en el tema, de la que podíamos apreciar desde nuestro departamento en Toronto. Luego comenzaron a contactarme, diciéndome que necesitaban saber más, que necesitaban conversar conmigo del tema. Luego me pidieron que escribiera columnas para las revistas Analog, Antic y posteriormente para ST-Log.

K: ¿Recibías comentarios de tus lectores? ¿Correos de tus fans?

I: Así es, lo que me sorprendió bastante. Porque no te detienes a pensar en eso. Escribes un libro como este porque te gusta, porque te apasiona. Pero la gente comienza a mandarte cartas diciendo  "¡Guau! ¡Esto es genial! ¡Esto es justo lo que necesitaba!". Ocasionalmente recibo cartas (La última hace aproximadamente unos 18 meses) de gente diciendo cosas como "¡Oh! ¡Tú eres quien escribió Mapping the Atari! ¡Tú cambiaste mi vida cuando tenía 18 años!" O algo así, porque la gente buscaba ese tipo de recursos. Y eso ya no se puede encontrar. De hecho el fin de semana estuve en una librería. Hoy en día, en la sección Computadoras, puedes encontrar libros demasiado especializados o demasiado básicos. No hay libros orientados a los hobbistas.

K: No los hay.

I: De hecho no los hay. ¿Qué puedes hacer como hobbista? Puedes aprender programación orientada al servidor, como PHP. Jugar un poco con HTML y CSS. Pero no es lo mismo. No conozco a ningún hobbista que escriba juegos, o bases de datos. O programas pequeños. Recuerdo que antes, todos quienes tenían una computadora, programaban algo. Podrían no ser muy buenos programando, pero la pasaban muy biene xplorando.

K: Un par de años después, Atari sacó la línea de computadores XL, que tenían posiciones de memoria distintas. ¿Cómo recibiste este cambio? ¿Fue algo así como "¡Qué bien, hagámoslo de nuevo!" o más bien como "Demonios...¡Tendré que hacer todo de nuevo!"?

I: No, de hecho fue bueno. Porque quería revisar las cosas, quería una segunda edición. Quería hacerlo un poco distinto, porque quería tener cosas en las páginas que dijeran "Esto es sólo para XL", destacadas con algún color o algo así.

K: Querías re-formatear todas las páginas.

I: No querían hacer eso, así que incluyeron un apéndice. Y luego Atari sacó el modelo 1200 XL, que tenía posiciones de memoria diferentes, que aparecieron en Compute!'s First Book of Atari. Como un libro aparte. Eso me asustó un poco, porque quería tener todo en un solo libro, en un solo lugar. El negocio de las publicaciones, el flujo de ganancias probablemente en ese momento no estaba allí. El mundo de los computadores de 8 bits estaba en su cúspide cuando salió la línea XL. La gente ya estaba interesada en los computadores de 16 bits.

 Me pregunto cuántas copias del libro se vendieron en total. ¿60000 unidades? ¿Es correcto esto?

I: Sí, así es. De hecho creo que un poco más. La primera edición vendió la mitad de eso, y la segunda edición el resto. Todavía se vende. De vez en cuando lo busco en Ebay, y hay alguien vendiéndolo. Se formó un pequeño mercado, donde la gente preguntaba si podían traducirlo, si podían hacer algo con él. Tal como lo hicieron ustedes, cuando pidieron el poder ponerlo en línea. En ese momento ya no había interés comercial en el libro.

K: Creo que esos emails te los enviamos el año 2000.

I: En los años 90 se me acercó gente...creo que a fines de los 80's...unos profesores sudamericanos que usaban Atari en sus clases, y querían un poco de ayuda, querían poder usar el libro en sus clases.  Creo que en ese momento Compute! ya había cerrado, no existía, ya había sido comprada. Así que básicamente podían hacer lo que quisieran con esto. Creo que Atari tampoco estaba vendiendo computadores en ese momento, o sólo los de la línea ST.

K: Mapping y su edición revisada son los únicos libros que has escrito. ¿Verdad?

I: Son los únicos que hice para los computadores Atari. Escribí tres libros para una compañía de acá que se llama Municipal World. Se tratan de política, gobierno, y relaciones públicas.

K: Genial. ¿En algún momento entre ediciones, pensaron en hacer un nuevo libro de Atari, un nuevo libro Compute!?

I: En un comienzo estuve en conversaciones con Compute! para hacer un libro similar para el Atari ST, pero el ST es un producto distinto. Los  lenguajes eran distintos. Además no tenía las habilidades técnicas para poder hacer algo similar, por lo que esto estaba casi fuera de mi zona de confort. No sabía C ni Forth, ni otros lenguajes con los cuales poder jugar. Tampoco atraía la misma cantidad de atención ni de seguidores. Tanto el Amiga como el ST eran máquinas interesantes, fascinantes, emocionantes. Pero parece que no lograban capturar la atención de la gente dela misma manera como lo hizo el Macintosh en sus comienzos. También trabajé para una compañía llamada Holt, Rinehart &Winston. Llegué a ser un editor. Edité un montón de libros, incluso algunos Compute!, pero no escribí más para Compute!. Seguí escribiendo manuales técnicos por 5 años más: manuales de software, de hardware...Hasta el 2010 escribí una columna semanal de tecnología para un periódico canadiense: hardware, software, tendencias, cambios, ese tipo de cosas. Para estar actualizado. En esos días, todo era divertido, entretenido, todo lo que aprendías era nuevo. Hoy en día no es lo mismo.

K: ¿Lograste juntarte con alguien que trabajara en Atari? ¿Conociste a gente famosa en ese momento? ¿O sólo te quedabas en tu oficina en Canadá?

I: Conocí a Chris Crawford, por teléfono. No en persona. Conversé con él un par de veces. Conocí a toda la gente de las oficinas de Atari en Canadá. Eran bastante amables. Conocí a los Tramiel, cuando estaban en Commodore y luego cuando compraron Atari. Conocí a distinta gente en conferencias y talleres. Conocí a Russ Wetmore, para quien hice un manual. Todavía está en línea, tiene su página en Facebook.



Chris Crawford


The Trammiels

K: Sí, intenté contactarlo para acordar una entrevista con él, pero hasta ahora no me ha respondido.

I: Intercambiamos mensajes hace como un año. Ha pasado mucho tiempo. No sé cuántas personas recuerdo...Gary Yost de la revista Antic...tuvimos contacto también, hace uno o dos años. La gente sigue con sus vidas, y ya no tenemos mucho en común. Todos hemos envejecido. En esos días, teníamos una perspectiva distinta. A propósito, escribí el libro y sus secuelas en un Atari 800. Estoy tratando de recordar el nombre del procesador de textos que usaba. ¿Era PaperClip?


PaperClip de Batteries Included

K: Me preguntaba si usaste el procesador de Batteries Included...

I: Ese era PaperClip, y creo que salió después del Mapping the Atari. Lo usé, de hecho escribí el manual para la versión de Atari. Probablemente era un procesador que venía en un cartridge. Revisaré mis notas y te mandaré un email, si encuentro algo. De hecho todavía tengo la carpeta con las notas originales.

K: ¡Guau! ¿Podemos escanear eso? Intento entender lo que implicó el escribir un material de referencia original.

I: Nunca he sido muy sentimental como para guardar un borrador. No se trata del borrador de Ulises, con las notas de James Joyce escritas a mano en los márgenes...No es así. Pero probablemente tiene notas escritas a mano. A propósito, aún escribo. No sólo tengo un blog, también escribí un par de novelas terribles. Ninguna verá la luz del día, pero disfruto el escribir, porque es expresivo, es creativo, y catártico también. Toco música. Es el tipo de cosas que me gusta hacer, porque mantienen tu creatividad viva.

K: Supe que tocas el ukelele.

I: Toco guitarra desde los 60's, y todavía tocaba el ukelele en 2008. Tuve una pequeña banda de ukelele.


Ukelele

K: Genial.

I: Me divertía mucho. Me gusta mucho el crear música. Es una de esas cosas que te habla desde un lugar distinto dentro de tu cerebro. Escribir acerca de Atari tuvo un enfoque bastante lógico. Tocar música es más creativo. No soy muy bueno, mi pasión supera mi talento de manera notable. Pero en verdad me gusta mucho hacerlo. Y creo que todos deberían hacer algo así. Me gusta escribir, le pongo mucho esfuerzo y tiempo. El hacer cosas a mano. El escribir de cierta manera, el usar las palabras de manera hábil. Soy igualmente un apasionado de la tipografía, me puedo dejar llevar por ella fácilmente. Paso más tiempo observando las letras y las formas, que viendo las palabras.

K: ¿En qué te mantienes ocupado hoy, además de tocar el ukelele? ¿Estás trabajando...o jubilado?

I: No. Tuvimos un negocio, una franquicia de Mail Boxes ETC. Trabajé como editor en el periódico local, y terminé 11 años de trabajo en el concejo municipal local. Esto era un trabajo de político local de medio tiempo. Hoy trabajo en otro libro, y una novela de ciencia ficción/fantasía. Escribo un poco en mi blog...y también hago arreglos para el grupo de ukelele, para que mantengan viva la pasión por la música vieja de los años 20 y 30. Trabajo en esas canciones y trato de ponerlas en un formato para que la puedan tocar junto con la música vieja.


Logo de Mail Boxes Etc

K: Genial.

I: Soy un lector voraz, leo mucho. Siempre estoy leyendo, y siempre estoy aprendiendo algo nuevo. Aprendo cosas. Creo que debes poner a pruebas tus propios límites intelectuales. Debes encontrar áreas fuera de tu zona de confort. Deberías leer de eso, aprender de eso. Trato de aprender una docena de instrumentos diferentes, trato de aprender diferentes idiomas. El año pasado intenté aprender latín, sólo por el placer intelectual que conlleva.

K: Genial.

I: No tengo mucho de esa época, pero de vez en cuando encuentro algo. Tengo cajas de papeles que puse en el subterráneo hace como 25 años. Todavía están ahí. De vez en cuando tengo que bajar cuando busco algo, como los listados de los programas en los que trabajé, impresiones hechas en impresoras de matriz de punto, con notas escritas a mano, variables...Me topo con cosas interesantes. Me encantaría escanearlas y enviártelas.

K: Genial, me encantaría verlas y compartirlas. Creo que esta es mi última pregunta: Si pudieras enviarle un mensajea los usuarios de computadores Atari que todavía existen, ¿Qué les dirías?

I: Primero les daría las gracias, por seguir preocupados y apasionados con este tema, y por mantenerlo vivo. Porque hoy es una nota al margen en la historia de las computadoras, pero debería ser conocida y reconocida. Atari estaba a la delantera en muchas cosas, en muchas tendencias computacionales. No quiero que esto sea olvidado. Lo otro es que estoy muy impresionado que alguien todavía tenga la energía y el tiempo, en nuestros tiempos, para mantener ese nivel de pasión. Los respeto y les amaré por siempre.

K: Esa es una respuesta genial. Gracias.

I: Buena historia. Nos mudamos acá hace 25 años. Tuve 2 computadores Atari. Los cuidé, pero se destruyeron en la mudanza. Seguro que pusimos algo demasiado pesado encima de ellos...recuerdo haber abierto las cajas y ver que tenían el teclado roto. Creo que aún tengo una placa madre, de uno de ellos, ya que fue lo único que pude rescatar. Me enojé mucho en su momento, pero luego se me pasó. Cuando bajo a mi subterráneo, me pregunto "¿Todavía tengo estas cosas?". Encuentro montones de cosas: una caja de cables, joysticks...cosas que están ahí desde 1985.

K: Sí.

I: Son muy buenos recuerdos. Recuerdo la emoción. Atari Canada me prestó un disco duro que tenían. Fue fabricado por una empresa llamada Corvus, y era tan grande como un horno microondas. Lo enchufabas, cargabas el software, y se demoraba como 3 minutos en calentarse, girando. Y mientras giraba hasta llegar a la velocidad apropiada, sonaba como un jet despegando: ¡Wooooosh! Y podía almacenar hasta 6 Megabytes. Costaba 6000 dólares.  Piensa en eso. Tengo un flash drive en mi bolsillo que es de 64 Gigabytes. 6 Megabytes.


Logo de Corvus Systems, Inc.

K: Pero 6 Megabytes era un montón...cientos de diskettes floppy.

I: Era mucho. Trata de explicarle eso a la gente ahora. Me siento frente a la computadora, que tiene  8 Gigabytes, y me frustro, porque no tiene suficiente memoria. Mi primer computador tenía 16K y tuve que comprarle una ampliación para que tuviera 32 y luego a 64. Eran grandes inversiones. Comprar estas cosas costaba miles de dólares. El equivalente al costo de un auto. La gente hacía esto porque le apasionaba. Piensa en los programadores. Tenían que programar un procesador de textos para que pudieran ser ejecutados en computadores con 16K de memoria. Imagina lo bueno que tenía que ser, lo astuto que tenían que hacer, cómo tenían que comprimir todo...Tenían que decidir de qué cosas prescindir. "Qué hago...sólo me queda 1K". La gente que programaba estos computadores son los arquitectos más brillantes que hemos visto, porque trabajaban en este espacio tan pero tan pequeño...Si miras a los programas que teníamos...La primera versión de la hoja de cálculo fue el VisiCalc, que funcionaba en computadoras con 32K de memoria.


Logo de VisiCalc

K: Sí.

I: Hoy ni siquiera puedo crear un archivo tan pequeño. Hoy todo es "software inflado" (fatware). Tenemos la interfaz de Windows, la interfaz de la Mac, tenemos toda esta gigantesca infraestructura. Y gráficos en paralelo. Mira los juegos nuevos, son impresionantes. Sólo tener un videojuego de disparos en primera persona (FPS), tridimensional, en tiempo real, para jugar en línea, con cientos de personas...requiere un montón de recursos. Pero en esos días tenían juegos bastante cortos. Recuerdo el precursor de la Internet, que fue CompuServe. Yo fui operador de sistemas (sysop) de CompuServe. Y fui a su sede central en Columbus, a una capacitación. Era fascinante porque hacían cosas realmente innovadoras. Imagínate que estás en Toronto, tomas el teléfono, marcas, conectas el modem (que era tan grande como un horno microondas), pones el auricular en él, escuchas los pitidos, activas los interruptores del frente, y en un momento estás conectado con la computadora de Columbus, Ohio. Esto implicaba que estabas conectado con gente de todas partes. De San Francisco, Atlanta, Nueva York...

K: Eras un operador de sistemas a cargo de los foros, o un empleado...

I: Sí, estuve a cargo de los foros de Atari en CompuServe. Y luego de un par de años, fui operador de sistemas en Delphi. Ambos eran rivales, pero cada uno tenía sus ventajas. Por un año tuve una BBS en mi dormitorio, en mi Atari 800.


Logo de CompuServe

Logo de Delphi

K: Cuéntame más...¿Cómo se llamaba?

I: Honestamente, no lo recuerdo. Tiene que haber sido un nombre “geek” como Dr. Space o algo así. Tengo que buscar y ver si tengo algunas notas al respecto. Había un software para BBS, cuyo nombre olvidé, pero que era una pesadilla programarlo. Había que dejarlo corriendo toda la noche, conectado al modem...recuerdo haber despertado en mitad dela noche, porque sonaba la campanilla del teléfono. Era divertido. Todo esto fue un precursor de lo que tenemos hoy. Damos todo por sentado. Damos el correo electrónico por sentado. Foros y tablones de anuncios. Todo esto comenzó en los 80s. Y un montón de gente no lo sabe. Artilugios tecnológicos como los autos y los aviones. La gente no sabe que antes de que existieran los autos modernos con todos sus botones electrónicos, perillas e interruptores, GPS, y reproductores de DVD, la gente construía sus propios autos. Fabricaban sus propias piezas. Y lo hacían en su patio trasero. Ah...sueno como mis abuelos...

K: Jajjaja

I: Pero un montón de estas cosas fueron descritas hace mucho tiempo. Hay una novela llamada The Shockwave Rider de John Brunner. Fue escrita en 1975. Se trata de una red internacional mundial, como la Internet. Excepto que está limitada por la tecnología que el autor conocía en ese momento: el sistema telefónico. Pero trata de virus y gusanos informáticos.


Libro The Shockwave Rider

K: Creo que la leí hace mucho tiempo atrás

I: Todavía es un libro bastante interesante e impresionante. La gente no sabe que World of Warcraft se jugaba en el Apple II, sólo que ahí se llamaba Dungeons and Dragons. Era sólo líneas de texto. Tenías que usar tu imaginación un montón, porque no se trataba de personajes animados en un mundo tridimensional. Recuerdo haber jugado Zork. Aventuras de texto. Cosas geniales.

K: Ian, esto estuvo genial. Muchas gracias por tu tiempo.

I: Gracias por contactarme, y espero que nos veamos en el futuro. Revisaré mis cosas para ver si encuentro algo que pueda interesarte.

K: Nos encanta descubrir cosas que el público aún no conoce. Muchas gracias, señor.

I: Cuídate.

 


Créditos a Kevin Savetz por la entrevista original , y a nuestro amigo Lbaeza por la traducción al español.

Mensajes del foro
Música de juegos

Web amigas
atariteca
bdashmugen
dogdarkweb
gamemasterquilpue
manillismo
retronia
vitoco